Es impresionante lo que un color, una figura o un buen empaque pueden hacer por tu producto… Al igual que decimos que de la vista nace el amor en el caso de los empaques se ha demostrado que si a un grupo de personas se les da a probar el mismo cereal en una bolsa de plástico transparente, básica y en una caja con un logo (ya sea conocido o desconocido), con diseño y color; en automático las opiniones del cereal en empaque serán mejor calificadas y esto es debido a que a nuestro cerebro le gusta mas ver una idea elaborada, con mayor empeño…

 

Así es como llegamos a cómo influye el empaque a nuestra marca… Al ver en el mismo estante un empaque novedoso, con una colorimetría basada en un estudio que vaya acorde al producto mismo y un logo, automáticamente nuestro cerebro piensa en CALIDAD, llama nuestra atención y genera compra por impulso, claro, el que este se cree una fidelidad de marca dependerá no sólo del empaque sino de contenido de este.

 

Cuando pensamos en empaque generalmente pensamos en contención del producto y es cierto, esa es su primera función, así como la segunda puede ser manipulación y salvaguardar el producto de posibles contaminantes, sin embargo, para este fin bastaría algo simple y sencillo, pero el empaque va más allá creando todo un mundo mercadológico al grado de poder incluso aumentar costos de embalaje o de transportación de un producto por crear empaques realmente impactantes; sin embargo un empaque verdaderamente impresionante no tiene porque elevar costos de embalaje o de transportación, para eso existe un área de inteligencia dentro de las empresas llamada ingeniería de empaque que en conjunto con el área de mercadotecnia nos ayudará a crear un empaque que cumpla con los mínimos básicos para un empaque diferente y de gran impacto y los mínimos recomendables son:

 

·      Diseño

·      Color

·      Logo

·      Tecnología en los materiales

·      Empaque secundario, en caso de requerirse (display, tira, etc)

 

Así mismo el empaque secundario juega un papel muy importante y no debemos dejarlo fuera del diseño, si bien, a veces, los displays, tiras o cajillas solo sirven para contener los empaques primarios generalmente y más tratándose de productos pequeños sirven de contenedor en la estantería o punto de venta, es por ello por lo que un diseño atrayente con color y con un buen slogan pueden ayudarte a aumentar las ventas de tu producto de forma paulatina pero considerable.

 

¿Alguna vez te has preguntado si tu producto se vende sólo por el producto mismo o el empaque está ayudando a incrementar tus ventas? Te animamos a hacer la diferencia, realizar un estudio y revisar la posibilidad de un rebranding con un empaque atrayente y de gran impacto.


Ma de Lourdes Muñoz 20 Julio, 2022