Empaque y embalaje en las exportaciones


María Laura González 14 Diciembre, 2020

Cada día la búsqueda por la globalización es mayor, las empresas buscan expandirse e ir mas allá de las fronteras

Cada día la búsqueda por la globalización es mayor, las empresas buscan expandirse e ir mas allá de las fronteras; lo cual implica un reto logístico para cualquier sector.

Uno de los procesos en los que debe enfocarse la industria del empaque y embalaje es la etapa de la exportación, crear un empaque que ayude a la transportación de los productos es la clave para el éxito de la logística, un empaque diseñado de forma adecuado permite proteger los productos de riesgos físicos y ambientales durante el almacenamiento y transporte; además garantiza al consumidor que el producto que está adquiriendo se encuentre en las mismas condiciones de calidad que tenía al momento de la fabricación.

El empaque ideal debe cumplir requisitos vitales, como contener, proteger e impactar al consumidor final, por lo que debe diseñarse de modo que llegue intacto hasta el consumidor.

Es importante que el empaque primario sea diseñado con materiales que eviten la transmisión de aromas, sabores, contaminación, etc., el empaque secundario y terciario, son de gran importancia para el fácil manejo del producto terminado, así mismo debe enfocarse en cumplir funciones adicionales como separar, aislar, amortiguar, fijar y sellar.

PROCESO DE TRANSPORTE

En el mundo de las exportaciones el transporte juega un papel muy importante, y todas las empresas que exportar requieren un aliado confiable y canales de distribución adecuados; es importante conocer la gama de servicios que proporcionan las empresas de logística para poder diseñar el embalaje óptimo y que pueda cumplir con los requisitos que se necesitan, el embalaje debe proteger la carga, ser manejable y ligero para que se pueda maniobrar y estibar, resistir los cambios de clima y transbordo, durante todo el proceso de transporte es muy importante.

TIPOS DE MATERIALES PARA LA EXPORTACIÓN

Los tipos de materiales a la hora de crear el empaque se deben seleccionar dependiendo del producto y de algunos factores, como son:

* Temperatura
* Humedad
* Resistencia
* Costo
* Especificaciones del comprador
* Etiquetado
* Tarifas de flete
* Regulaciones gubernamentales como pueden ser las normas de etiquetado

En el mercado existen diversos materiales de embalaje para la exportación, entre las más utilizadas y las que mejor cumplen los requisitos mencionados encontramos materiales como: cartón, madera, papel, plástico, plásticos tipo film, fibras naturales y sintéticas y una combinación de cartón y plástico, papel y plástico, plástico y metal.

EL EMBALAJE ES LO MAS IMPORTANTE

El éxito de cualquier exportación es el correcto embalaje ya que nos brinda la seguridad de que el producto llegue a destino con la calidad y la imagen correcta, el correcto embalaje debe cumplir con lo siguiente:

- El sellado hermético del empaque primario es importante para evitar derrames, contaminación
- Durante el empaque secundario, es importante tener un buen sellado de cajas y/o empaques con la finalidad de prevenir cualquier apertura en las mismas, por lo que se recomienda usar cintas con un alto nivel adhesivo
- La paletización del producto es otra de las claves para una buena transportación, es indispensable una buena configuración en el armado de pallet para que el producto llegue intacto
- Ya dentro del contenedor o vehículo que transportará el producto es importante utilizar materiales de amortiguación como pueden ser plásticos de burbuja, espuma, cartón corrugado, bolsas de aire
- La impresión de las cajas debe ser mínima, la tinta tiene que ser a prueba de agua
- Es importante considerar las condiciones climáticas a las que será expuesto el producto durante la transportación, como ejemplo podría ser contenedores refrigerantes o bolsas desecantes para productos que no puedan estar expuestos a humedad

Como podemos ver la logística juega un papel fundamental no sólo en la parte técnica sino en la parte comercial del producto, ya que sin una buena transportación el producto podría llegar dañado o en su defecto perder sus cualidades visuales para que tenga el impacto deseado hacia el público meta.