2020… año de cambios, nuevos hábitos de consumo


Ma de Lourdes Muñoz 04 Agosto, 2020

El 2020 nos está dejando más que una enseñanza, nos ha empujado a usar la creatividad, a sacar nuestra mejor versión, a reinventarnos, actualizarnos, aprender nuevas tecnologías

El 2020 nos está dejando más que una enseñanza, nos ha empujado a usar la creatividad, a sacar nuestra mejor versión, a reinventarnos, actualizarnos, aprender nuevas tecnologías, nos ha sacado de nuestra zona de confort y esa salida trae cambios importantes en muchos aspectos de nuestra vida, uno de ellos muy importante es nuestros hábitos de consumo, por lo que hoy nos enfocaremos a platicar un poco sobre las tendencias y lo que muestran las encuestas y estudios realizados en cuanto dicho tema se refiere:

1. E-commerce   Debido a las circunstancias, aproximadamente, al día de hoy se calcula que mínimo un 39% de los consumidores de canales tradicionales, cambiaron el “ir de tiendas” por un consumo en plataformas digitales sea para compras de productos esenciales, ropa, electrónicos extendiéndose dicha tendencia hasta para trámites bancarios, pagos y contratación de servicios, consideramos que la practicidad y la facilidad de dichas compras harán que este sea un nuevo “modelo” de compra

2. Proximidad con la marca de tu preferencia o tu “producto” favorito   Extrañamos y anhelamos lo que no podemos tener de primera mano; el cierre de negocios, la escasez de productos en tiendas hace que probemos cosas nuevas y diferentes anhelando así lo que tanto disfrutábamos de un sabor, una textura, olor, etc. Por lo que buscaremos “nuestros” productos predilectos o marcas creando con esto una proximidad con la marca de siempre, esto nos lleva a una fidelidad de marca que prevalecerá con el tiempo

3. Consumo local   Todos tenemos un amigo, conocido o familiar que vendía o ha empezado a vender productos o comida a domicilio; comenzamos a pedir a las tienditas cercanas, a la Sra. de la esquina o al  Don que si bien veíamos desde chicos nunca nos percatamos que traía la fruta de su huerto y que estaba mucho más rica y fresca que la del supermercado, vimos que la manera en la que podemos ayudar con la reactivación de la economía es justamente comprando a esos pequeños productores o negocios que han realizado un gran esfuerzo por seguir brindándote un servicio / producto y que al estar más frescos o ser más baratos se quedará en nosotros continuar realizando las compras en aquel sitio o con ese proveedor

    4. Compras con conciencia   De un día para otro se cambiaron los detectores de metales por mesas con gel antibacterial y tapetes sanitizantes, empezamos a ver una preocupación constante de las empresas y comercios por brindar a sus clientes cierta “seguridad” y los negocios que no podían o querían brindar estas medidas se veían vacíos, la población en general empezó a sentir que se valoraba su salud y seguridad, lo que en general,  abrió una conciencia en cada uno de nosotros sobre la importancia de cuidar nuestra salud, empezamos a leer sobre los ingredientes de los productos, a informarnos acerca de nuestra alimentación y la importancia de nuestro sistema inmune, el ejercicio, etc. es por ello que creemos que esta nueva tendencia de consumo continuará

    5. Compras con valor   El consumo desenfrenado y las compras por impulso se han visto disminuidas de manera considerable, se ha visto un cambio creciente y relevante en donde los consumidores están apreciando cada vez más el valor de cada cosa que compran, hoy la gente compara calidad, precios y hasta las certificaciones que tiene el producto y/o la empresa en general; lo que le brinda una mayor confianza en la compra, con lo que se están generando cada día más compras con valor lo que consideramos se pueda quedar como un hábito en el consumo a partir de estos momentos